CARTAS PARA MI FORMACIÓN

cartas de los poetas Leopoldo de Luís y Sergio Usandivaras, de J. Almunia candidato primero lista PSOE a E. Generales de España (2000)

CARTAS de Nélida Rodríguez Marqués esposa de Raúl González Tuñón

Querida Pilar:

 

  Como tu tiempo apremia y ni sé si nos veremos en una entrevista personal, te dejo estas líneas pergeñadas con mucha emoción y agradecimiento. Úsalas si quieres, córtalas, conviértelas en una entrevista si consideras que te sirven para la difusión del libro y guárdalas, si quieres como testimonio de mi agradecimiento.

 

  Un apretado abrazo de

  Nélida

 

  Buenos Aires, 20/5/2006

   

 

 

  Raúl González Tuñón volvió a Madrid, y ha vuelto en la forma que él hubiera elegido: en libro; el libro de “La muerte en Madrid”, surgido en los días vividos del año 37, cuando como corresponsal de “La nueva España” de Bs. As., y “El Diario” de Manuel Laínez, recorría la ciudad sitiada y bombardeada. La sufría con sus amigos españoles uniendo sus esfuerzos a los miles de españoles, para contribuir a que Madrid no cayera.

 

  De regreso a Bs. As., en el año 39, organiza sus poemas de aquellos días y surge su dolor y también su esperanza en forma de libro.

  Y ahora, Maga, esta hermosísima edición de A.U.P.A., -gentes que no conocía y me voy reconociendo en una “troupe”, que a primera vista parece heterogénea- capitaneada por Pilar Iglesias Nicolás, y demás miembros de su organización, quienes nos dejan sus libros, que son la mejor forma de conocerlos.

 

  ¡De dónde surgió tanto amor y tanto empeño en sacar a la luz de España este libro, que dicen los expertos que es el mejor de los cuatro escritos por Raúl sobre España!

  ¿De dónde salieron, en qué fuente abrevaron para editarlo?

 

  “Volveremos cantando, volveremos” (1)

  Así respondió R. G. T. en el año 1953, cuando el imperialismo yanqui en connivencia con el traidor Franco instala –con su forma de falsa protección- las bases en las bellas tierras españolas;

      “no ha de durar la infamia. Levantados

      puños altivos, próxima la hora de los

      pueblos ibéricos alzados

      en una España minera y labradora

      sobre los trigos desencadenados

      y banderas y lámparas sonoras.”    

       (1) “Propósitos”.

 Bs. As. rt. 53

 

  ¡Ahora vuelve! Y vuelve para recorrer con este libro las calles de Madrid de las manos de una juventud, que quizá se adentre en sus calles, bajo el hermano sol de Madrid para descubrir aquel tiempo de lucha, de polémica, de guerra civil.

  Cómo hubiera gozado Raúl al ver a algunos de estos lectores con el libro leído, gastado, sobado, quizá un tanto maltrecho con el tiempo y alguna vez “recogido” del escaparate de un librero distraído, pero que en sus manos significa porvenir, el que se hace con muchas cosas, pero sobre todo memoria.

  No se encontrarán físicamente con Federico García Lorca, Rafael Alberti, Miguel Hernández, León Felipe, Pablo Neruda y tantos otros que se llevó la guerra, el fusilamiento, la cárcel, la vida. Tampoco a Raúl, pero tendrán su voz.

 

       “España por la cual blindé la rosa,

       que de astures y mineros

       mi sangre corre ansiosa.

       Van otra vez mis versos compañeros

       en pos de tu dolor y tu esperanza,

       porque vuelvas un día por tus fueros.”  (2) 

 

  Gracias amigos de AUPA.

  Gracias por volver a reunir bajo el sol de Madrid, a tantos amigos y combatientes de la Guerra Civil Española.

  Gracias por esta edición de lujo, cuidada y esmerada.

  Gracias por llevar al aire de Madrid, corazón de España a Raúl Gonzálesz Tuñón.

  “Volveremos cantando, volveremos”

  (2) id. id.

  Raúl González Tuñón

  “Volveremos cantando, volveremos”

 

Firmado:

Nélida Rodríguez Marqués