TRABAJOS  TEÓRICOS artículos-conferencias

Máster clínica psicoanalítica

Trabajo de la TESIS  Las estructuras clínicas La constitución psicosexual
-Frustración-Privación-Castración:

DEL SIGNIFICANTE FÁLICO AL OBJETO “a”

Criterios Para El Trabajo En El Campo De La Salud-Educación-Arte (PUBLICACIÓN: TEORÍA Y MÉTODO

Seminario didáctico psicoanalistas

Trabajo : angustia/deseo

Seminario didáctico psicoanalistas

Trabajo: Transferencia-Identificación

QUÉ ES UN PADRE?

Introducción al psicoanálisis

Epistemología

La interpretación de los sueños

Psicopatología

El chiste

Los síntomas

 

 

Clínica de la fobia


Complejo de castración real simbólico imaginario. Frustración privación y castración

El psicoanálisis es una de las ultimas ciencias producidas en el  siglo pasado, tiene un peso histórico esta teoría en la historia del pensamiento Contemporáneo, planteándonos un " punto de no retorno". Reformula lo que otros han trabajado desde otros campos , dando un paso esencial en el pensamiento.

Hasta aquí, se trataba de un sujeto de la conciencia, autónomo, individuo. Cognoscente de su deseo, individual y autónomo de él; cuestiones que el psicoanálisis subvierte y dice, que el sujeto es sujeto del deseo inconsciente y que éste, "el inconsciente, esta estructurado como un lenguaje", con leyes a cumplir, es decir con dos trabajos, psíquicos, que son la condensación y el desplazamiento.El lenguaje le está esperando, le antecede, el orden simbólico lo captura para que haciéndole preso de él, él, el sujeto pueda en ese proceso de constitución posicionarse en el mundo como humano, , es decir pueda decir su palabra. Soy los efectos de la palabra y ésta es sobredeterminada por mi inconsciente. Mi posición en el mundo está dada desde ahí.

Lacan, Freud y Menassa son tres decires en el campo, tres escrituras que no hablan sino de la transmisión y la transmisión no es sino en el campo de la transferencia, concepto fundamental del psicoanálisis; articulado a otros tres conceptos, Inconsciente, Repetición y Pulsión., articulación que sostiene este campo científico.El concepto de transferencia es el que produce tanto al sujeto que se psicoanaliza como al psicoanalista que no es ningún sujeto, sino un lugar. Es por la transferencia que se puede dar la "cura", y es en la transferencia el campo en el que se juega la formación de un psicoanalista.La transferencia no es la sugestión, ni es la relación que se tiene con la persona del psicoanalista. 

Autora: Pilar Iglesias Nicolás 

Del significante fálico en Freud al objeto "a" en Lacan

J. Lacan desde el principio de sus Seminarios, viene diciendo sobre temas cruciales, donde el concepto de transferencia, la concepción de la "cura" y la concepción de un análisis estaba siendo llevada a términos de lo que en verdad, se juega, que es, si el resultado ha de ser un sujeto armónico y completo, el psicoanalista como propuesta de ideal del yo, o si se trata de frustrar la demanda para que el sujeto desee en el camino de la felicidad?. Y de qué felicidad, si ya en el texto El Malestar en la Cultura, Freud, nos presenta un sujeto que por tal, padece de un mal constitutivo, y que sólo será "feliz" en el camino del trabajo, es decir ha de trabajar para su deseo. Lacan, crítica desde y con Freud, la concepción que se venía dando a la noción de frustración y que esto hacía a desvíos nada edificantes para la concepción de un psicoanalista, es decir para que se dé el psicoanálisis.

 Es la transferencia la que produce los lugares del analista y del analizante. Rota queda la idea de completud, de comunicación o de armonía, desde esta manera de pensar de qué se trata en psicoanálisis. Desde aquí cae la idea del psicoanalista como ideal del yo del analizante, porque el psicoanalista no tiene yo ni ello ni super-yo, es otro perteneciente al concepto de inconsciente en la teoría psicoanalítica y en la vida psíquica del analizante otro testigo de su producción deseante.

El psicoanalista está allí suspendido y es ahí donde en una substitución por donde lo que tiene un sentido se transformará en equívoco y reencuentra su sentido.El famoso objeto a, escritura que Lacan designa, como objeto causa del deseo, objeto a, que es el objeto metonímico del deseo, donde el sujeto se pierde cuando el objeto aparece metafóricamente, cuando sustituye al sujeto que en la demanda viene a desvanecerse.Es en la vueltas de la demanda y toda demanda es de amor, que en sus vueltas, que solo va a ser articulada desde la escucha psicoanalítica, es desde donde se va a producir ese vacío, ese objeto causa del deseo. Lacan desde el comienzo de sus seminarios plantea que todos los trabajos sobre la técnica, han de ser revisados, para no plantearnos cuestiones, que ya Freud había planteado, y que nos mostrarían, así, los desvíos en la concepción del análisis.

De qué se trata, cómo se conceptualiza, cómo se interviene cual es la concepción de la transferencia. Como la venían trabajando los psicoanalistas, es decir que decían de ella, porque así como lo escribo así lo concibo, y como se podía llegar a pensar en los términos, frustración, privación y castración, en Freud. Con Freud es cosa que no hace Lacan sino todo el tiempo de su trabajo en la producción teórica de este campo, en su decir, volver a Freud, es, no es sin Freud. En el Semanario IV dictado por Lacan en 1956 con el título "la relación de objeto y las estructuras Freudianas" comienza diciendo, sobre la relación de objeto, " Podía adquirir, de forma articulada o no, una posición central en cuanto a la teoría y a la práctica del psicoanálisis, pero no comencé por ahí los seminarios porque estaba la otra parte, la cuestión de las estructuras Freudianas".

Freud nos mostró que el análisis se mueve y opera, y muy especialmente la estructura compleja de la relación entre los dos sujetos presente en el análisis. A esto se consagró Lacan los tres años anteriores, de comentarios y de críticas de los textos de Freud sobre la técnica.El psicoanálisis nos muestra que el destino del ser humano, esta esencialmente vinculado a su relación con su signo de ser, que es objeto a toda clase de pasiones y presentifica en este proceso la muerte. En su vinculo con este signo, el sujeto esta en efecto lo bastante desprendido de si mismo como para poder tener con su propia existencia esa relación única al parecer en la creación que constituye la forma última de lo que se llama en el análisis el masoquismo, a saber, aquello a cuyo través el sujeto aprehende el dolor de existir.

 

 

 

Las leyes que rigen el "otro escenario" llamado así al inconsciente, que son los efectos determinado por el trabajo de la combinación y de la sustitución según esas dos vertientes que general la significación y que constituyen la metáfora y la metonimia. (Metáfora del sujeto, metonimia del deseo).

El sujeto del psicoanálisis es un sujeto no de la conciencia sino con una conciencia sobredeterminada y generada por un sistema superior el inconsciente.El hombre es capturado por el lenguaje y su deseo tiene la marca de la función del lenguaje, eso quiere decir que está bajo la marca del significante.La noción de significante es un término que toma Lacan de la lingüística de Sossiure, para hablar de lo que Freud plantea en la Interpretación de los Sueños; Freud en ese texto muestra e introduce la causa del significante: cuando habla de ese "otro escenario" al que también se le va a llamar real, real imposible.


LOS LIBROS CONVERSADOS

Del significante fálico en Freud al objeto A en Lacan

J. Lacan desde el principio de sus Seminarios, viene diciendo sobre temas cruciales, donde el concepto de transferencia, la concepción de la "cura" y la concepción de un análisis estaba siendo llevada a términos de lo que en verdad, se juega, que es, si el resultado ha de ser un sujeto armónico y completo, el psicoanalista como propuesta de ideal del yo, o si se trata de frustrar la demanda para que el sujeto desee en el camino de la felicidad?. Y de qué felicidad, si ya en el texto El Malestar en la Cultura, Freud, nos presenta un sujeto que por tal, padece de un mal constitutivo, y que sólo será "feliz" en el camino del trabajo, es decir ha de trabajar para su deseo. Lacan, crítica desde y con Freud, la concepción que se venía dando a la noción de frustración y que esto hacía a desvíos nada edificantes para la concepción de un psicoanalista, es decir para que se dé el psicoanálisis. Es la transferencia la que produce los lugares del analista y del analizante. Rota queda la idea de completud, de comunicación o de armonía, desde esta manera de pensar de qué se trata en psicoanálisis. Desde aquí cae la idea del psicoanalista como ideal del yo del analizante, porque el psicoanalista no tiene yo ni ello ni super-yo, es otro perteneciente al concepto de inconsciente en la teoría psicoanalítica y en la vida psíquica del analizante otro testigo de su producción deseante.

El psicoanalista está allí suspendido y es ahí donde en una substitución por donde lo que tiene un sentido se transformará en equívoco y reencuentra su sentido.El famoso objeto a, escritura que Lacan designa, como objeto causa del deseo, objeto a, que es el objeto metonímico del deseo, donde el sujeto se pierde cuando el objeto aparece metafóricamente, cuando sustituye al sujeto que en la demanda viene a desvanecerse.Es en la vueltas de la demanda y toda demanda es de amor, que en sus vueltas, que solo va a ser articulada desde la escucha psicoanalítica, es desde donde se va a producir ese vacío, ese objeto causa del deseo. Lacan desde el comienzo de sus seminarios plantea que todos los trabajos sobre la técnica, han de ser revisados, para no plantearnos cuestiones, que ya Freud había planteado, y que nos mostrarían, así, los desvíos en la concepción del análisis.

De qué se trata, cómo se conceptualiza, cómo se interviene cual es la concepción de la transferencia. Como la venían trabajando los psicoanalistas, es decir que decían de ella, porque así como lo escribo así lo concibo, y como se podía llegar a pensar en los términos, frustración, privación y castración, en Freud. Con Freud es cosa que no hace Lacan sino todo el tiempo de su trabajo en la producción teórica de este campo, en su decir, volver a Freud, es, no es sin Freud. En el Semanario IV dictado por Lacan en 1956 con el título "la relación de objeto y las estructuras Freudianas" comienza diciendo, sobre la relación de objeto, " Podía adquirir, de forma articulada o no, una posición central en cuanto a la teoría y a la práctica del psicoanálisis, pero no comencé por ahí los seminarios porque estaba la otra parte, la cuestión de las estructuras Freudianas".

Freud nos mostró que el análisis se mueve y opera, y muy especialmente la estructura compleja de la relación entre los dos sujetos presente en el análisis. A esto se consagró Lacan los tres años anteriores, de comentarios y de críticas de los textos de Freud sobre la técnica.El psicoanálisis nos muestra que el destino del ser humano, esta esencialmente vinculado a su relación con su signo de ser, que es objeto a toda clase de pasiones y presentifica en este proceso la muerte. En su vinculo con este signo, el sujeto esta en efecto lo bastante desprendido de si mismo como para poder tener con su propia existencia esa relación única al parecer en la creación que constituye la forma última de lo que se llama en el análisis el masoquismo, a saber, aquello a cuyo través el sujeto aprehende el dolor de existir.

Las leyes que rigen el "otro escenario" llamado así al inconsciente, que son los efectos determinado por el trabajo de la combinación y de la sustitución según esas dos vertientes que general la significación y que constituyen la metáfora y la metonimia. (Metáfora del sujeto, metonimia del deseo).

El sujeto del psicoanálisis es un sujeto no de la conciencia sino con una conciencia sobredeterminada y generada por un sistema superior el inconsciente.El hombre es capturado por el lenguaje y su deseo tiene la marca de la función del lenguaje, eso quiere decir que está bajo la marca del significante.La noción de significante es un término que toma Lacan de la lingüística de Sossiure, para hablar de lo que Freud plantea en la Interpretación de los Sueños; Freud en ese texto muestra e introduce la causa del significante: cuando habla de ese "otro escenario" al que también se le va a llamar real, real imposible.

El significante es una dimensión nueva también en la lingüística, a partir de aquí se muestra que en la palabra hay una disociación gracias a la cual se funda la distinción entre significado y significante. Esta distinción tiene la gran importancia porque ya desde aquí, " lo que se oye ya no tiene ninguna relación con lo que significa". Ahora bien, la barra que los separa en la lingüística es franqueable Lacan toma este termino de significante, para decir, que esa barra entre significado y significante es impermeable. No hay acceso del inconsciente a la conciencia.

La realidad para el sujeto se constituye cuando entra en juego el significante cuando decimos " Ello habla en el Otro" quiere decir que ese lugar Otro es el lugar que evoca el recurso a la palabra en toda relación en la que interviene, por eso decimos: el inconsciente es el discurso del Otro y que Lacan la escribe, con el esquema L, esquema de la intersubjetividad, o mejor dicho de la intrasubjetividad.

Autor: Pilar Iglesias Nicolás